fbpx
MENU

Nos fuimos con nuestra futura pareja de novios y hacer la preboda en el Castell de Tamarit, en la pronvicia de Tarragona.

Quisieron compartir este recuerdo tan especial junto a su hijo Eidan, así que nos organizamos en la sesión para poder hacer unas fotos de família y también las propias del preboda entre ellos dos.

Comenzamos la sesión paseando un poco por los acantilados preciosos que bordeaban el castillo.

Cual fue nuestra sorpresa, cuando empezamos a escuchar de fondo un bonito sonido de saxofón. Nos acercamos, y allí estaba un músico tocando en la más absoluta tranquilidad su saxofón. Nos quedamos allí sentado esperando que acabara la canción para poder aplaudirle por regalarnos aquel maravillo instante.

¿Algo para picar?

De camino de vuelta, dejamos al pequeño con mi mujer y fuimos a tomarnos algo un restaurante que se encontraba en la misma playa, llamado Brisa Tamarit.

A ellos les encanta la cerveza, así que me lo pusieron fácil y pedimos unas cuantas mientras hacíamos la sesión, que mejor manera de romper el hielo ¿no?

Llegó el momento de cambiar de escenario, y nos fuimos a la playa a hacer una pequeña mini sesión de familia. En ella pudieron aprovechar y hacerse fotos junto al pequeño.

¿Os he comentado que a ellos les encanta la salsa? Pues siii, bailan genial, así que decimos aprovechar la puesta de sol, para que ellos dos dieran rienda suelta a su cuerpo y poder capturar esos instantes.

La verdad que quedó genial, fue una pareja muy fácil de tratar y lo dieron todo esa tarde.

Fue una preboda en el Castell de Tamarit increíble, tanto para mí como para ellos fue una tarde de amigos, risas, y sobretodo de cervezas. Ser cómplices de estos momentos es lo que da sentido a esta profesión y llegar a crear esos vínculos con las parejas es lo más valioso para nosotros.

Si queréis ver las imágenes de sus boda, solo tenéis que pinchar AQUÍ y ver lo bien que nos lo pasamos, y sobretodo lo que bailamos!!!

CLOSE